Las primeras tarjetas postales se crearon en Austria en el año 1869 como una nueva y mas barata forma de correo.

En la Argentina, la tarjeta postal hace su aparición en 1878, estas primitivas tarjetas no tenian imágenes y solo llevaban impreso el franqueo. Su impresión estaba a cargo del Estado Nacional.

Una de las primeras postales argentinas de 1878

Otra serie posterior de postales emitidas por el Correo argentino
Franqueda en 1889

A mediados de la decada de 1890 se autoriza la impresión de tarjetas a empresas particulares y aparecen las primeras postales con ilustraciones.

Una de las primeras postales con imagenes. Editada por Jose Maximo Sechen. franqueada en 1896
Otra postal con imagenes editada por el Correo argentino en 1897

El metodo empleado para estampar las imagenes fotográficas en la postal era generalmente la fototipia.

Las imágenes de estas primeras postales eran bicromas, generalmente color cepia o blanco&negro. Con el inicio del nuevo siglo aparecen las primeras imágenes coloreadas.

Si bien las postales producidas mediante el procedimiento de estampado litográfico reproducían imagenes a color antes de esta fecha, no se trata de imagenes fotográficas trasladadas a la postal, sino de grabados hechos por un artista que copiaba la imágen fotográfica manualmente.

Una postal con imagenes litografiadas. Editada por Colgmegna. franqueada en 1899

La dirección del destinatario se escribia al dorso, dejando a veces, no siempre, un pequeño espacio en la parte de adelante de la postal para el mensaje. Cuando esto no era posible, el mensaje se escribía generalmente sobre la imagen.

A este tipo de postales se las conoce como de dorso sin dividir.

Dorso sin dividir

Todo el espacio se utiliza para la dirección

Sin espacio para mensajes
Con espacio para mensajes

La situación cambió a partir de 1906. Se comenzó a utilizar una raya vertical para dividir el dorso de la postal, dando lugar a un espacio para el mensaje y otro para la dirección. A este tipo de postales se las conoce como de dorso dividido.

Dorso dividido

Hacia finales de la decada de 1910 se popularizan las llamadas foto-postales (real photo). Es decir, la imagen fotográfica pasa a ser la postal misma. Estas dominarán el mercado en las decadas siguientes.

Fotopostal. Franqueada en 1917

La época de apogeo de la Tarjeta Postal va desde 1900 a 1925. Durante este período la Tarjeta Postal ha dejado testimonio de distintos aspectos arquitectónicos, étnicos, sociales, políticos, religiosos, artísticos, etc. En muchos casos es el único testimonio gráfico que ha quedado.

A partir de los años 30, la Tarjeta Postal ha evolucionado hacia una exhibición reiterativa de edificios y paisajes, que no hacen mas que copiar modelos anteriores, sin dar constancia de los aspectos recien mencionados.